viernes, 22 de agosto de 2008

Juliana, de ajo, de gato, pero... de letras NO.


Bien, en este momento tengo un caudal de conflictos sintácticos, por enésima ocasión me incursionaré al estudio más preciso y elevado de la lengua, sin mucho auge cerebral.
Cuando le entiendo si me gusta, creo que hasta la disfruto, sin embargo, antes de que el entendimiento me ilumine pueden pasar millones de cosas como: que vea el reloj y prefiera dormir más que llegar a clase, que no entienda nada, que me sonroje porque la maestra me obligue a responder algo que no sé, que aborte la misión por miedo a que mi ignota burricie se devele, en fin, tantas cosas.
Que si el complemento de régime prepositivo o Chuchita y sus dativos éticos - madricos, si es o no el se, que si el copulativo, es decir, que ata o une, que si las pruebas de una perífrasis verbal y la mosca vuela y la rata no corre, no come y no puede resolver ejercicios sintácticos.
No sé en que momento me perdí, de verdad, de niña jamás vi televisón por 15 largos años, fui discriminada por todo la primaria por no saber quien es Remy y hasta el momento no sé quién es. Era muy buena estudiante de español, leí como bestia infantil, escribía cuentecillos, toda una monada de la lengua y ahora la realidad es OTRA. Y no sé que hacer.
Fotografía de: Alexander Apóstol, Sopa de letras I, 1995-1997.

1 comentario:

bubamara dijo...

jijijiji mi querida avecilla, si esa clase es lingüística -porque a eso me sonó-, entonces no te preocupes, toooooodos en esa clase tienen ni chucha idea



gracias por recordarme que me quieres. vengo a recordarte que te quiero. recordemoslono siempre (y si, no supe conjugar eso osh)