sábado, 5 de diciembre de 2009











UNo sE ecHa aL mAr TraTaNDo de EnCONtrar eL SoSiEgO.

PerO el MAR y lA TieRRa es Lo MiSmO,

en NingunA partE se eNcUeNTRa la CALma.


Yokio Mishima

Faltan los créditos fotográficos  por cuestiones de desorganización y pérdidas.

martes, 1 de diciembre de 2009

Desencanto dominical



















Algunos domingos mi economía está de suerte, entonces me dirijo al puesto de periódicos y compro El País. Mi madre me enseñó a leer esa publicación a lo largo de mi adolescencia cada fin de semana religiosamente había un ejemplar en casa.
Y como es mi costumbre un día ya citado acudí a comprar dicha publicación, no me encontraba en una ruta conocida pero deseaba leer, entonces me acerqué al primer puesto que encontré y pregunté:

-¿Disculpe vende El País?
El tendero negó con la cabeza, pero un transeúnte que se encontraba allí respondió
 -Ese lo vende Calderón.-

Me marché un poco enojada, después reí mucho, es claro que ya nadie quiere a ese espécimen y el rencor social se ha gestado.

País ¿y tu devenir?
Auxilio, no deseo emigrar, un atlas, un paracaídas...

NOO, mejor zen ¡armas mentales a la carga! ¡Praxis a la carga!

"Se dice a veces que la política es demasiado importante para dejársela a los políticos".

Espero que todos, todas, todes, todis, todus los que votaron por Fox y dejaron que FECAL y Cia. se robaran la elección  nutran su alma y asuman su responsabilidad social. 

Chale!!!! no quisiera irme de este país, desde que nací el territorio está en crisis ¿cuándo será el fin?

Refrán zen
Fotografía de: Schmelling, Michael. From The Plan, Untitled (Howay Doody), 2007. C - print.

Ataque de escritura




Es uno de eso días en lo que no puedo parar de escribir, es un ataque de escritura, la mente vuela y las ideas desordenadas salen sin importarles ninguna regla sintáctica.

Desean correr y deslizarse por la bolilla, de la tinta al papel, de la energía eléctrica al ordenador.
 Apenas empiezo con unas letrillas y el cerebelo concluye ideas, no sé de qué manera explicar este desorden, sólo sucede: estado comatoso.

Palabras, ideas: no hay cohesión, sólo tinta que se impregna sin parar.

Fotografía de: Davey Moyra, Paysage, C - print.

Entrada sin título que versa de la añoranza y la soledad





Me gustan los árboles a la mitad de la calle que irrumpen el asfalto. Extraño Coyoacán, el olor a café de El Jarocho, los empedrados, la carga oscura y pesada que vibra al caminar en algunas aceras como la de Francisco Sosa, los callejones, la arquitectura de las casas, la cercanía con la UNAM. Extraño a mi abuela, los días que no volverán, amo ese pedazo de tierra y estoy lejos .

Ayer soñé que mi padre me mataba mientras yo nadaba en el agua negra de una laguna con rocas volcánicas quemándome los pies, el centro de la caja acuática contenía raíces largas, espinosas que conducían a las enormes ramas de un nopal. Disparaba a quema ropa.

En ocasiones siento que he tomado decisiones erróneas y un fragmento de mi sabe que el camino recorrido ha sido prolífico para la mente y el corazón.
Quisiera estar en otro lugar, vamos, no reniego de la estabilidad que empecé a gozar este año, me  refiero a ciertas aspiraciones que  no he logrado culminar o emprender.

También, hay días en lo que he deseado llorar con la furia de un animal, pero el agua salada no emana, se niega a mojar esta dermis facial. Resulta extraño porque de niña y adolescente lloraba con una facilidad sorprendente, después de JA todo se atrofió, la capacidad sensitiva del llanto se ha mudado a otros cuerpos dejando atrás mi ser. 

Esto último esta relacionado con un tipo de soledad que empezó a invadirme, de pronto me descubro sin amigos, la mayoría se marcharon, otros están lejos en sus ocupaciones; principalmente me hace falta la presencia femenina, una amiga con la cual discurrir historias de lo cotidiano, platicar del sexo opuesto y sentir que por allí está alguien en quien se puede confiar.

Fotografía de: Françoise Huguier.

sábado, 28 de noviembre de 2009

















El perro es otro espacio.
Una muerte distinta en medio de la calle.
Elsa López
Lacquer on wood by: Truong Tan , Seduction, Vietnam, 2008

domingo, 22 de noviembre de 2009

América resuena, décadas antaño, resuena.

"Este libro es todo ternura y todo violencia"

Carlos Pellicer
En: Testamento del exiliado





Son falsos los aretes
las pieles
las genuflexiones en los templos

Lo único cierto es el rencor
y sus lombrices
la clase que traemos en la bolsa
la cartera
el color de la piel

Asaltemos el cielo
y vomitémoslo por falso

No son nuestras las mieses ni
las palabras

No son nuestras las niñas de los ojos
ni sus gotas de luz

No son nuestras las amapolas
del sexo
ni el producto de su ansia

Nuestro es el odio

Nuestro nuestro color
nuestras manos
nuestras madrugas
angustiosas

---------------------

Yo tengo campanas en mi pecho
que tocaré
cuando se despercen las montañas

De adentro de mis huesos nace el polvo
y su lecho de viento

De adentro de mi amor nace
la noche y su lluvia de
luciérnagas ciegas:
hoy me duele la sombra

Los pies de la tormenta se quedaron rojos de celos
y se siguen quemando falsedades
en el pom de las horas

Yo sólo soy un hombre que tiene multitudes de
voces
en las venas del cuello
y unas raíces de sílice que alimentan
el vidrio de sus ojos


Fragmentos del poemario:
Flores, Marco Antonio. Presentación de: Carlos Pellicer, Muros de luz, Siglos XXI, México, 1968.
Stencil collage on paper by: Shepard Fairey, War for sale.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

A veces



















Cuando estreno 
una pluma,
una hoja
... tinta!

Soy el violador 
en potencia
voy surcando
la virginidad de la hoja
voy manchando
con lúgubres ideas
su pureza.

Periódicamete 
me entra la culpa,
recapacito y descubro
que soy un asesino,
un transgresor
de la blancura, 
de la textura:
de la literatura.


Vintage gelatin silver print by: Sudek, Josef. View from studio window, circa 1950.

Vida breve



















Me asomo por la ventana
de la caja celeste
allí puedo descubrir
lo negro,
lo etereo,
pléyade:
¡Titila!

Escamas de piel
dulces viajeras
mudan,
un poro se tranforma:
dije:
¡emanación!

Grité:
C
   o  
      B
       á
       L
      t
     i
   c
a

Soy azul,
siempre fui azul:
caracolas y chalchihuites
me adornan.

La brisa, las olas;
me acompañan.
El frío:
mi camino.

C - print, resin, oil by: Mazzucco, Raphael. Giselle, 2008.

martes, 10 de noviembre de 2009




Hoy hay muerto la muerte
porque ha muerto la vida
campanas repican
el súbito tiempo.






Silver gelatin print by: Weston, Edward. Dunes, Oceano, CA, 1930.

sábado, 7 de noviembre de 2009

El lago













En agradecimiento a la  Media Luna por acogernos en sus dulces aguas.
-¿Qué pasa contigo? -pregunta mamá y alza las cejas porque de nuevo traigo mojados los zapatos.
"Estuve jugando en la orilla del lago", pienso que voy a decirle pero mejor me quedo callado porque ella nunca lo ha visto y siempre que le digo eso se enfurece o se pone triste o me mira como uno ve cuando ya no tiene palabras para decir lo que quiere, y entonces ella alza los brazos y los detiene un momento junto a la cabeza y después los deja caer a los lados en un sólo movimiento y me grita o me da un empellón.

-No me di cuenta -digo, pues, aunque sé que es mentira y que eso no explica nada. Mamá me mira con los brazos cruzados, con los dientes apretados porque está mordiendo palabras que no quiere soltar.

-Ayer fue lo mismo. ¡Todos los días! -dice finalmente, como si eso fuera un argumento para algo y pasa frente a mí y se sienta en la mesa y comienza a revisar los papeles que trajo de su changarro, como ella dice cuando se ríe. Me gusta la risa de mamá. "Ven a ver el lago -quiero decirle-. Hay pinos y sauces y palmeras. Hay búhos y tucanes y gaviotas. Hay tapires y patos y cocodrilos. El agua es tibia, espesa, perfumada." Pero no me atrevo. Me quedo de pie, viendo cómo revisa los papeles, cómo lleva cuentas en su libreta, cómo se quita los zapatos con los pies, sin suspender lo que hace.




-¿Qué esperas? -me pregunta sin alzar la vista  ¿No vas a cambiarte?

"Ven conmigo  -quiero decirle-. El lago es bellísimo y peligroso. No me dejes ir solo. "Pero las palabras se me quedan en la cabeza; ni siquiera me bajan a la boca. Se me quedan como meros pensamientos, sin sonido, sin peso, mientras la veo fumar.

-Vas a resfriarte  -me dice subiendo un poco el tono de voz-. ¡A quién se le ocurre! -me reclama- ¿Qué esperas? Sube corriendo a cambiarte  -me ordenas y entonces sí levanta la cabeza y me mira. Yo clavo en los suyos mis ojos, para que comprenda todo eso que me gustaría decirle. Pero ella vuelve a sus papeles.

Doy media vuelta. Subo por las escaleras de ladrillo y duelas. Recorro el pasillo. Llego a mi cuarto. Oigo el radio, abajo, porque mamá acaba de encenderlo. Me pongo de puntas y abro la puerta.

Entonces lo veo, enorme y verde, con altas nubes blancas por encima. Con yucas y jacarandas y eucaliptos; con serpientes, monos, garzas. Me lleno las narices con el aroma de las flores que crecen en el agua; me lleno los oídos con los gritos de los animales que no alcanzo a ver. Me quito los zapatos. Me desnudo. Siento los pies en el agua tibia y espesa. Avanzo sin volver la vista. Cuando pierdo fondo comienzo a nadar, hacia el frente, con todas mis fuerzas, porque no quiero nunca, nunca, nunca regresar.

Garrido, Felipe. Garabatos en el agua, Grijalbo, México, 1985.
Fotografías: arriba Alondra Santamaría Mtz.
  abajo Aldo Márquez Sánchez

sábado, 10 de octubre de 2009

El tiempo remoto se escribe con A


Y cada día
aumenta la antigüedad de este camino compartido, nadie lo creía, ja ja, menos yo: la más incrédula.


Esto empezó tan rápido, unas miradas, una salida, un poco de encuadernación y una película, así: simple con una carga cada vez más intensa, urgencia de un nuevo rostro, nuevas historias, un sendero que no conocía.


Hay noches que me pregunto cómo será el devenir, las raíces penetrarán las capas del suelo natural, ¿hasta dónde?


Diálogos corporales, olores que expropié, tus cavidades me conmueven, me subliman, de pronto todo es diferente, todo es nuevo, ya no me da miedo.


Y mi discurso se tornará besugo, a quién le importa, esto ,también, es una necesidad espiritual. Y si nadie me entiende o comprende que más da...
Millones se han ido y se irán.


Undo



Yuichi, Hibi, To terminate the valve of all relativity, Japón, 1992. Gelatin silver print.

sábado, 12 de septiembre de 2009

Extirparán la raíz















Porque tu me faltas
quiero darle al alma 
el consuelo que le falta.
F. Céspedes

De la casa de la abuela sólo quedarán restos, cosas insignificantes, placas de concreto: el polvo me acompaña a levantar las ruinas de mi herencia.

La casa efugio se derrumbó,
(la derrumbaron)
recuerdos, recuerdos
recuerdos, recuerdos, 
la casa, desprovista, hueca... 
El vacío cóncavo del nacimiento de mi madre, la higuera,  mi infancia bailarina, conejos de angora azul celeste,  la vida  de mi abuela su historia de amor, la memoria de los que crió.

recuerdos, recuerdos
recuerdos, recuerdos

de calles empedradas, de historias y tus  travesías en el pedregal, calles con secretos, tranvías de la modernidad. ¡Sabías abuela que en el  Museo Nacional de Arte hay un cuadro de la calle de Panzacola y el río que cruzabas de niña!

Nadie me dijo que esto pasaría, nadie me advirtió: nadie te enseña a confeccionar un paracaídas tan resistente que las estacas del odio no puedan penetrarlo jamás.

¡Sabías abuela que el segundo capítulo de Santa es tu descripción del pedregal  del Coyoacán que alguna vez existió!

Despedirse del tendero, de la calle, de las plantas, de las piedras

mi abuela no ha muerto, sólo se mudó
 me mudé,
 extirparon nuestros corazones.

No duele dejar los muros de la casa, tal vez, sólo pesa el pensamiento de tenerte adentro, muy adentro, abuela y no encontrarte en tu lugar.

Apuena, Christian, Untitled (feet and cove eyes), 1998. Gelatin silver print.

lunes, 27 de julio de 2009




















Mi infancia es un ramo de olores.

Louis Chadourne
Flechtner, Thomas, Blumen, 2006. C- print monté sur plexiglas.

martes, 26 de mayo de 2009


Cerrar los ojos es no tener nada. Abrir los ojos es tenerlo todo.

"Living is easy with eyes closed"


Miguel Ángel Asturias
Lennon and McCartney
C-print by: Li Wei, Freedegree over 29th story, 2003.

lunes, 11 de mayo de 2009


Yo decía cállate cuando no decías nada

Francis Jammes
C-print by: Monika Weiss, Phlegethon Milczenie series, 2005

jueves, 23 de abril de 2009

Escribana iniciática


Ser eScRiToR es una necesidad ExIsTeNcIaL. todA la literatura leída como la creada han tenido mucha influencia en mÍ; pero quiÉn me ha dictado lo que he hecho como escritor ha sido La ViDa, y lo que he escrito fueron respuestas a la vida.

Soy un hombre que he tenido una necesidad biológica de expresarme, de buscarle un sentido al mundo que nos roDea.


Uslar Pietri
Fotografía de: Miro Svolik, To the Fields, 1989.

miércoles, 22 de abril de 2009

-¿Te da miedo la oscuridad?- Preguntó esperanzada.
-Sí- dijo Roselyne.
-¡A mí no!
-En la oscuridad, veo bestias monstruosas.
-Yo también. Pero me gusta.
-¿Te gustan los dragones?
-¡Sí! Y también los murciélagos.
-¿No te dan miedo?
-No. Porque yo soy su reina.
-¿Cómo lo sabes?
-Lo he decido.
A Roselyne aquella explicación le pareció admirable.
-Soy la reina de todo lo que se ve en la oscuridad: las medusas, los cocodrilos, las serpientes, las arañas, los tiburones, los dinosaurios, las babosas, los pulpos.
-¿Y no te dan asco?
-No. Me parecen hermosos.



Nothomb Amèlie, Diccionario de nombres propios, Barcelona, Anagrama, 2004. pág. 49. (Panorama de narrativas, 563)
Serigrafía por: Robert Longo, Wave, 2003.

lunes, 20 de abril de 2009

Esferoidal


Antes de llegar a ser y antes de llegar
a hogar alguno,
su alma, con un dedo sobre los labios,
y todo él en blanco,
como la noción de invierno
que desborda las capas de nieve.
Su larga espera de puente sin río, y
tan de sí mismo que,
de serle posible, naciera sin cuerpo,
de la unión solitaria de dos faltas.
Así,
él o yo, da lo mismo que tú,
y todos escuchamos ese lirio mecánico
que respira debajo del navío.
Después de un banquete tan agudo,
todos los mármoles ruedan desenredándose,
y un millón de nosotros,
fumando juntos en el gran inconsciente subterráneo.
Porque absorbidos en la flor compuesta,
te comemos un poco, dios mío, y otro poco
te exhalamos hacia las Hecatombes.


Dávila Andrade, César, Material de lectura, Breve Antología. México, Direccción General de Difusicón Cultura, UNAM(Serie de Poesía Moderna, 22)
Etching with hand water coloring by: James Ensor, The winds, 1888.

sábado, 18 de abril de 2009

Martas cibelinas


Yo, señor, salí de Rusia por Crimea.
Era en 1919.
Hacía diseños vanguardistas para los ballets.
Pintaba colores infames, excesivos, caucásicos,
y vestía con delicado exotismo...
En Estambul, primero,
viví la miseria de amores sin dueño.
Era fácil. Divinamente fácil.
La tela blanca, fresca, sienta lujos en la piel oscura.
Pero también llegó al desorden.
Fui a Londres -vía Plymouth-
y luego a París (el inevitable París, toldos de perla)
donde pasaba tardes cansinas en un restaurant
y noches desgalichadas, obtusas, moradas de lujo,
con vodka barato y blinis mal hechos,
y caballeros a la antigua usanza
que pedían a ese mínimo lujo -y mi cintura-
el dulce perdón de los pecados...
Pecadores cuantos vivimos -decía el viejo Pope-
sólo en la caridad hay salvación.
Soñábamos en la patria lejos. En días de nieve y oro.
Días de troikas y pieles blancas,
amores de armiño, adolescentes, isbas, sones de
la melancolía
vuelta perspectivas neoclásicas, cúpulas bulbosas...
Han pasado -querido señor- más de setenta años.
Casi todos han muerto. Son nietos, sobrinos, otros, lejos,
nadie.
Yo no he cambiado apenas. He perdido la cuenta. Casi no
sé mis años.
Vivo en España. Estuve en Porto. Volví a Berlín.
Ya sólo sé que todo es exilio.
Sólo que mi patria no existe. Que la patria -si es- está
muy lejos.
Sólo sé que todo es provisión. Esperanza, futuro, nada.
Sólo sé que cambiaré de pisos y ciudades,
siempre con recibos de la luz pendientes,
con viejas botellas de vodka en los rincones,
periódicos sin fecha, libros gastados, húmedos,
palabras de una lengua ausente...
Siempre sin fe, aguardando, sin esperanza, atentos.
Sólo sé que hay pisos estrechos,
nombres falsos, oscuros uniformes,
títulos vanos, inventos de aquel reino, frases falsas del
Emperador.
Recuerdo de orgías que no existieron nunca.
Música en palacios de deshielo, violines sin cuerdas...
Sólo que no volveré nunca.
Sólo que no soy de ningún sitio.
Que nunca estuve donde creí estar. Que nada sé,
y que la ilusa patria no existió ni existirá,
ni es posible.
En un perpetuo otoño, los quinqués dan una luz muy
tibia.
Crees en una casa. Pero toda casa está vacía.


Poema de Luis Antonio de Villena
Serpentine sculputere by: Quaraq Nungushuitoq, Dancing bear, Canadá, 2008.

viernes, 17 de abril de 2009

Ío sono Dakini

Las dakinis se caracterizan por ser de temperamento agresivo o volátil, evocan el flujo de la energía del espacio, bailarinas o camin

antes del cielo: las que se mueven en el espacio.


Su danza representan los movimientos y pensamientos de la conciencia en el flujo mental del dharmakaya similar al florecimiento espontáneo de Buda o rigpa.


En este contexto, el cielo o el espacio, indican la insustancialidad de todos los fenómenos, lo cual es, al mismo tiempo, el potencial puro de todas las posibles manifestaciones.


Las dakinis son agentes de prueba y desafío. Hay situaciones en las que una dakini ha venido a comprobar el conocimiento o el control de un aspirante sobre un tema particular.


Dakini perturba al aspirante a Mahasiddha. Cuando son superadas las pruebas impuestas por ellas, el aspirante a menudo es reconocido como un Mahasiddha y a menudo elevado hasta la tierra pura de las Dakinis, un lugar de éxtasis de iluminación.
Las Dakinis se relacionan con la energía en todas sus funciones y están vinculadas con las revelaciones más altas de los Anuttara Tantras que representan un camino de hacia la transformación. La energía de las emociones negativas kleshas, llamados venenos, son transformados en la energía luminosa de la claridad de la iluminación (jnana).


Sat nam

gracias a tu maestro interior, buena vibra

Pintura de: Nguyen Thann Brinh, The perfect Lotus, Vietnam.

jueves, 16 de abril de 2009

El mar tiene la forma de mi amor


El día no quiere despertar,
en ti mis sueños se prolongan 
lo real imaginario
vivo despierto en tu diluvio 
trébol de tiempo de una sola hoja
de ti a mi sueño 
no hay distancia
te había soñado pero eras real...

Cuando no estás me acompañas
y porque eres verdad puedo tocarte...

El mar tiene la forma de mi amor
llueve dentro de mí tu rosa bárbara
tu carne es mía bajo la guillotina
besamos el sol cuando nos besamos
gracias doy a la vida
tu amor tiene la forma del mar.

Fragmento de: Luis Cardoza y Aragón.
Gelatin silver print by: Toshio Shibata, Gibson Dam, Lewis and Clark County, MT, 1996, Japón.

Actividades orgánicas


La muerte se suicida en mí todos los días.
Tú lo sabes y cuando yo me muera
viviré mi vida.


...El tiempo va muriendo nuestros muertos.
Sí, lo concreto y lo cotiaNO.


La realidad cierra los ojos
y aparece el mUnDo.



Fragmento de: Luis Cardoza y Aragón.
Fotografía de: Cui Xiuwen, Angle No. 2, 1996.

Profesión - Opresión


De cómo una de mis profesiones fue ser Hada Convolvulus y me jubilé. O cómo intento retomar la vida (joga-lOve). Yoga, joGa, you don`t have to speak, I feel emotional landscapes.

¿Futuro?
¿Cuáles son tus proyecciones a futuro? Una cena en Masaryk cortar el filete con inseguridad, temblar, tirar el cubierto evidenciar mi falta de ciencia y letras. ¡Basta de escrutinio!


Lo peor es pedir.
¿Será siempre la respuesta un nombre falso?
Lo peor es pedir,
luego cerré los ojos para ver algo más, para ver otra cosa,
la ráfaga de tu respiración.


No durará
se desvanece
es latente: pierdo vapor,
esta cara,
estas piernas,
estas tetas,
lo que ves
vejez
la mirada de fondo distante o
las selvas inventadas
qué quedará,
qué (me) quedará.

Woo-ooh
OoooH
woo-ooh
Excuse me,
but I just have to
explode,
explode this body
off me.

Hello Space boy
you`re sleepy noW
This chaos is killing mE.
bye, bye love.

Oil on canvas by: Ed Paschke, He he, 1996.

domingo, 29 de marzo de 2009

¿Cómo es el olor de la muerte?




















¿Qué se hace a la hora de morir?
Rosario Castellanos
¿Cómo es el olor de la muerte?
Cada muerto huele diferente.

-¿Podría ser contagioso?
-No sabemos cómo murió.
-¿Acaso has estado muerto para saber a qué huele cada muerto?
Hablas como si tuvieses un inventario odorífico de los muertos, un catálogo de perfumes de la muerte.
¿A qué huele la muerte?


La recuerdo de niña al lado de mi abuela en Xoco. ¿A qué huele abuela? A muerto, uno no debe bañarse antes de ir a un panteón o a un hospital.
-¿Por qué?
-Los poros se abren y por allí entran toda clase de enfermedades. A mí me curaron de espanto, espíritus para untar, espíritus para tomar, patas de cerdo, patas de buey.

Tocan el timbre es un conocido  que he olvidado. ¿Quién es?: la vieja Inés  que anuncia la muerte de alguien del pasado más viejo que él, más viejo que yo, alguien ha muerto, se ha ido, despedimos al ancestro del linaje de la abuela.
Ella no debe enterarse está enferma, ella no debe alterarse llorará, recordará esos días en los que no dependía de su hija y una de las cuatro nietas la favorita, la asediada, la odiada y querida.

Días que pasan, que transcurren, días muertos, días de mi infancia junto a la matriz-abuela, días del linaje coyoacanense, días de confort y amor. Niña feliz, bailarina, coleccionista de conejos, días de sandalias y minifaldas.

Días de matiné con la mamá, de helados por la tarde, días de museos y almuerzos en La Suiza un bocadillo salado, uno dulce y el descubrimiento triunfal de los pechos de Venus.

-¡Mira! Mamá son los pechos de Venus.
-Shhhh, ellos no saben a qué te refieres, no todos han visto esa película.
Días de paseo en el Parque España, días de primaria, de zapatos lustrosos y uniformes recién planchados, días de cintas almidonadas, leotardos y blancura. Un, dos, tres y cuatro no hagas caras y cinco, seis mete las nalgas y siete, ocho volvemos a empezar.

Días, días, los días de Teresa, días de tejido, de bordado, días de la limpieza profunda de la casa, días de cosechar higos del patio para la cocción dulce, días de juego con la nieta, días de ausencia del hombre, días de cuidar niñas, días de cantar triste porque tu hombre murió y tus hijos se han ido, días que mueren al sol porque nadie te mostró los encantos de la noche.

-¿A qué huele abuela?
-A muerto.
-¿Quién es el muerto, quién ha muerto?
Tu tío, tu tía, mi hijo gemelo, mis padres, el pato, mis hermanos, tu herencia, mi herencia, tu, yo,  todos.
-¿Abuela por qué lloras?

Pigment print by: Max Berger, Provence.

martes, 17 de febrero de 2009

Acotación tardía a un día de muerte

Feliz natal invierno, gentil Dakini.

En 1831 en el mes de febrero del día 14 en Oaxaca asesinaron a Vicente Ramón Guerrero Saldaña campesino de origen e insurgente por convicción, militar en la guerra independentista mexicana, también, fue presidente de la nación por ocho meses, se le acuñó la autoría de la célebre frase "la patria es primero" y se nombró con su apellido a un estado de la República en su honor.

El 14 de febrero suena a réquiem, pero si aún lo dudan la celebración pagana del santo Valentín indica que en esa fecha, también, él fue asesinado por contradecir las órdenes del emperador y casar a las parejas que lo desearan. Pues, en la urgencia de reclutar jovenzuelos al ejército, el emperador, prohibió los casamientos con la intención de que ningún lazo sentimental alejara a los chicos de dicha obligación militar.

Cabe destacar que esta fecha no corresponde al calendario actual, sino al juliano, es decir, que en realidad sucedió un 2 de mayo.


Además, sustituyó la celebración romana del rito de la fertilidad de Lupercio, pero nuestra ortodoxa Iglesia jamás podrá ver con buenos ojos un acercamiento sensual, sesual, erótico, bueno sólo los pédofilos acometidos* por ellos, entonces tuvieron la maravillosa ocurrencia de nombrar a Valentín como santo del amor, que al casar a los enamorados su celebración nos recordará año tras año que sólo bajo el sagradísimo matrimonio podemos acceder al amor y por supuesto debemos olvidar el rito fértil o el diálogo con los cuerpos.


Rito de fertilidad donde varios elementos dionisíacos se mezclan y se sazonan con delicias humanas, pero, como esta unión sale de su acepción del buen amor, lo de Lupercio fue vedado.

Todavía nos falta aunar los nobles estratagemas mercantiles posmodernos que bombardean de rosas, chocolates, tarjetas con contenido amoroso, figurines de peluche y Luismi de fondo en cada rincón de la urbe pavorosa. Imagino que los integrantes de la Asociación de las Familias Unidas ven con desdén un día tan bobalicón, pues un día no es suficiente para dar y recibir amor sino los 365 días del año.


Hace unos años Fidel Castro dijo que los niños y jóvenes estudiantes mexicanos conocían más a los personajes de Walt Disney que a nuestros héroes. ¿Será?

Mi estimado Fidel, tal vez, no sólo sean los infantes y los jóvenes con terror diré: casi toda mi nación.


P.D. ¡Feliz cumpleaños a mí!

* acometer ( con la acepción en desuso): cometer yerros o malas acciones.
Litografías de: arriba Vicente Guerrero, abajo Valentín de Terni.
No sé quienes son los autores de dicho trabajo.

Letargo


El calor invernal de esta ciudad me sumerge en un gran letargo del que no deseo despertar.

¿Para qué abrir la mirilla de los ojos si todo apesta?

No quiero unirme a la angustia colectiva, tampoco me importan los desamparados planes del devenir.

Sólo volar, sí, sentirme en mí, adentro, bañarme, tocarme, oir o ensordecer, nadar por la urgencia mental de paz, nadar por los osos que han perdido su casa, cómo se sentirá no parar, brazada, brazada, patada, patada. Cansancio: una boya porque el iceberg murió, lo hemos matado, aniquilado, querido habitante planetario, oso terrícola la bella nadadora ya no quiere seguir más este mes.


Hablame, dime qué se siente permanecer en el gélido receptáculo de agua, solo con el silencioso sonido, con el cántico de las criaturas glaciares, en el quinto color del espectro solar de ultramar.

130, 000 años atrás, la plataforma está rota, esta vez no...
Fotografía de: Sebastian Cupeland, Antartica 7, 2006.

viernes, 23 de enero de 2009

Allí te van las mías, querido escrilector




Porque el mundo es minúsculo, porque la humanidad sólo cambia de piel, de ropa, de urbe, de aire. Tal vez, hace miles de millones de ancestros ya se había configurado el mundo así o quizá hace dos segundos alguien retrató lo mismo que vos.
Abrazos, gentil escrilector.
..
..
..
...
...
....
.....
Escultura en bronce por: Allan Houser, Sacred rain arrow, 1988.



lunes, 19 de enero de 2009

It is a good view point to see o_O


Malo que una cosa se vuleva dos
es igual para cuaquier cosa
que se llame camino.
Es igual para culaquier cosa que se llame camino.
Si uno entiende, así las cosas...
debe ser capaz de oír todos los caminos
y de armonizar más y más consigo mismo.



Si uno dijera en una palabra lo que significa ser Samurai
su pricipio descansa en dedicarse en cuerpo y alma
a su maestro.
No olvidarse de su maestro es lo fundamental para ser un sirviente.


Es bueno ver el mundo como un sueño.
Si tienes algo como una pesadilla, despiertas y te dices:
que sólo fue un sueño.


Una de las máximas del Sr. Naoshige era:
"los grandes problemas deben tratarse con ligereza."
El maestro Itteri comentó:
"Los pequeños problemas deben tratarse con seriedad."


Nuestro cuerpo recibe vida del centro de la nada.
Existir donde no hay nada es el significado de la frase.
La forma es el vacío, que todas las cosas surgen de la nada
es el significado de la frase.
El vacío es la forma.
Uno no debe pensar que son dos cosas diferentes.

Jim Jarmusch, Ghost Dog, Estados Unidos, Francia, Alemania, 1999.
Silver gelatin print by: Sylvia Planchy, Guard Dogs, Budapest, 1976.


En latín




In GIRum iMus NOCTe eT ConSumimUR IGni




(Una noche, cuando caminábamos en círculos, fuimos consumidos por el fuego.)
.
.
.
.
.
.
.
Fuente: Hi5 de Lénica.
C print by: Andrea Juan, Methane III.



viernes, 16 de enero de 2009

Aprendemos de tu equipaje


¿A dónde irán las almas, la esencia, el mirar, la voz, lo que nos hace ser uno. A dónde viaja?




Acusan mi presencia voluntaria y yo no sé qué es lo adecuado, permanecer o estar ausente, no sé cómo se torna el contacto con los viejos colegas cuando un abismos nos ha separado.




Pérdidas que yo no he experimentado, pérdidas que este día no deseo experimentar, te abrazaré en la lejanía porque no encuentro la manera apropiada de aproximarme.




Buen camino a la viajera, buen destino y a vos todo mi amor.



Acrylic on canvas by: John Nieto, Sitting Bull, 1990.

miércoles, 14 de enero de 2009


El hambriento es un ser que busca... ¿pero existe un hambre de estómago que no sea el indicio de un hambre generalizada?

Por hambre yo entiendo esa FaLtA espantosa de todo el ser, ese vacío atenazador, esa aspiración no tanto a la utópica plenitud como a la simple realidad: allí donde no hay nada, imploro que exista aLgO.
Amélie Nothomb, Biografía del hambre, Anagrama, 2006.

¿Ana María cómo son los gnomos?


Hay de muchas clases. ¡Huy! Hay muchos tipos de criaturas de la hierba. No son todos iguales. Ni mucho menos. Tienen diferentes nombres. Depende también de las zonas. Los que más conozco son los de bosque. Pero es que hay tantos...

Mira, la gente asocia la palabra hada la capucha, la varita... Ésas no existen. Un hada, para empezar, es de sexo indeterminado. Puede ser una criatura no precisamente guapa. O puede ser bellísima. Y hay de muchas formas y tamaños. Hay personas a las que ves por la calle y te das cuenta. Ésta es UN HADA. Disimulan, pero tú te das cuenta. Siempre tienen algo...



"Entrevista a Ana María Matute", El País Semanal, domingo 4 de enero 2009, No. 1,684. Pág. 28.
Gelatin Silver print by: Juan Carlos Alom, Sombras que sólo tu ves, 2000.

viernes, 9 de enero de 2009

Por nuevos horizontes

A Aleja con admiración
Con todo mi amor para una de la mujeres más fermosas del mundo por los momentos compartidos, los atunes, las islas de C. U., los cafés de la facultad, secretos y complicidades.
Las noches de charla con la Sensei y demás locuras de la vida.
QUe este cuarto de siglo sea tan aquilatado como felicidad diamantina.


Besos






Fotografía de: Hans Peter Feldmann, Blicke aus Hotelzimmer fenstern, 19975-1999.


jueves, 8 de enero de 2009

Grrrrrrr

No, no, nooooooooooooooo llamaron.

Seguiré en la búsqueda de empleo.AAAAhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh. ¿Es tan nefasto pertenecer a la Facultad de Filosofía y Letras y buscar ejercer un simple y bobalicón oficio?


¡¡¡¡¡¡¡¡Mi ortografía supera sus conmutadores!!!!!!!!!!!!!!!! y no diré de mis lecturas.


Bien, me escaparé un rato del mundo y de mi jefe de ultratumba.


GRRRGRgrgrgGRGRGGRGGRGGRGRGGRGRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR
Fotografía de : Kanako Sasaki, Uniform.

miércoles, 7 de enero de 2009

Infinitivo AR, Er, IR desechar, tirar




Deglutir con toda la intensidad de este ser es lo que me queda, hay días terribles, deglutir me alivia la existencia, engullir.


Nervios, ganas de llorar nada me calma, por qué no puedo perderme en alcohol o sustancias, ahhh vida por qué?


Dos bolsas gigantes de papas, unos caramelos, un té chai, un brownie, una galleta de jengibre, tragar, engullir, deglutir, todo que no quede nada.

Terror, asco, locura, camino con prisa busco un baño, jajajajjaja, mi abuela piensa que soy obsesiva de la limpieza de los baño, en realidad es parte del ritual que nadie sabe, el baño, un cepillo y yo nos hacemos buena compañía.

Ritual para exorcisar las calorías vomitar, vomitar, vomitar tirar todo, que no quede nada que salga todo, toOODOODOOODODODOODOOD.

Emprendo el vuelo y el vértigo se esfuma, sólo mi cansado cuerpo, así ya nadie podrá robar nada de mi, no tengo nada que dar a nadie, ni a la mismisidad, ya no me afecta tu rechazo, ni tus gritos, ni el historial de calificaciones, ni mi condición de hija bastarda en la UNAM, ni madre, ni mi hermano, NadA.


Vomitar, vomita, redención, vomitar, triple redención.

vomitar, vomitar, movimiento corporal, ensalda, té verde, sopa de verduras, aspartame sólo fue un kilo vacacional, a quién le interesa mi talla 10 ya casi 9, vomitar, vomitar, vomitar.


Mixed media de: Rirkrit Tiravanija and Superflex, Untitled (Social Pudding), 2003.

Fermosura urbana




Desperté con prisa, con la locura de la urbe, apuré un té verde tibio, ya sabes me cuesta lo caliente, mi paladar no fue hecho para los hervores de la vida y el borboteo matutino. Como el café de Lázaro ubicado en la entrada de Filosofía y Letras que está hecho para el paladar de un dragón, sin descartar la posibilidad de realizar la compra con tres horas de antelación y se podrá ingerir caliente.

Estoy nerviosa en espera de una resolución laboral, segundos y minutos que se alargan en la temporalidad del día, señales de cambio, ya no deseo estar en TPI. Bob me calma un poco con sus cánticos, ahhh espera que desespera, "So much trouble in the world".

Y si no me llaman esta angustia desaparecerá y el tedio, dudo, se mitigará, pero que bobadas digo.

Hoy justo en medio del camino lleno de humanoides me pasó la hermosura al lado, no lo podía creer y pensé en ti. Diez años después una bolsa baila a mi lado, había hojarasca, sabes, en Coyoacán el otoño es notorio, cada año los pies crujen en el asfalto, los tonos ocres pintan las calles y es la única estación que nos vista con explícita presencia.

Si Sam no hubiese destacado ese ritual citadino, probablemente yo no lo habría notado.

Y sí, me resuena el cerebro con los diálogos, me postro ante vos y la hermosura de la urbe pavorosa:

-En menos de un año estaré muerto, por supuesto, todavía no lo sé. Y en cierta manera, ya estoy muerto.

-He perdido algo, pero nunca es tarde para recuperarlo.
-Sé que podría estar bastante enfadado por lo que me paso, pero es difícil estar enfadado cuando hay tanta belleza en el mundo.

-A veces, siento como si la viera (la vida) toda a la vez y es demasiado. Mi corazón se llena como un globo que está a punto de estallar... y entonces recuerdo que tengo que relajarme y no intentar aferrarme a ella, y entonces fluye a través de mí como la lluvia y no puedo dejar de sentir gratitud por cada simple momento de mi estúpida y pequeña vida... No tienes idea de lo que estoy hablando, pero no te preocupes, algún día la tendrás.

.
.
.
.

Fotografía e instalación de: Slinkachu, Unwanted ones, 2008.
Película de : Mendes, Sam, guión de Alan Bail. American Beauty, Estados Unidos, 1999, 122min.

.
.
.

sábado, 3 de enero de 2009

Ursus maritimus



Tengo un amigo muy querido al que le genera una risa inmensa mi preocupación por los osos polares y no es que se burle, sólo que mi personalidad melodramática ocasiona de pronto risotadas.

SIn embargo, eso no me frena y seguiré insistiendo en el tema. Saben lo que se siente quedarse sin casa. Tal vez, muy pocos pueden reponder esa pregunta.

Si todos los días nos despertamos y ponemos un pie en asfalto, tierra, azulejo, mosaico, duela laminada, maderos en forma de piso, alfombras y demás felpas. Si cada mañana abrimos la llave y sale agua tibia o como guste el bañista, si prendemos la cafetera y apuramos café caliente, salimos a la calle y el funcionamiento del mundo parece normal, jamás sentiremos la muerte planetaria acechándonos.

Pero, este confort es vano, los osos polares se están quedando sin casa el océano ahora es tibio sus hermanos témpanos son acogidos en forma líquida porque han perdido solidez. Y esto se debe a todo el calor que generamos con los aparatos y el tipo de vida que llevamos saturado de tecnología.

Imaginen que nuestro asfalto se volviese lava y tuviesemos que sortearnos la vida en un fragmento minusculísimo de cemento y navegar por esa lava, por supuesto sin morir en dicha empresa.

BIen, pues supongo que así viven varios ursus maritimus, sin ser los únicos afectados, también las orquídeas de Chipas están a un tris de extinguirse, los Saraguatos son atropellados porque su hábitat desaperce y en la búsqueda de una ( árbol) casa deben cruzar la carretera, el loro que hemos atrapado por sus cualidades comunicativas muy próximas a la humana sólo cuenta con 7 mil ejemplares y suponemos que es grato tenerlo de mascota en el patio casero, se augura su rápida aniquilación, los coyotes tampoco están alejados de esta realidad. Y miles de especies que no citaré sufren la misma realidad planetaria.

No es justo ser tan egoistas, este proceder ante la vida, esta actitud de sentirnos poderosos en casa y pensar que como llevamos varios años aquí y ya disfrutamos de sus comodidades los habitantes del devenir, que incluye a plantas y animales, lo solucionen como puedan.

Los cambios por significativos y pequeños que sean garantizan la preservación de la única casa que tenemos.

Incluyamos en nuestros hábitos separar basura, ahorrar agua, desconectar de la corriente lo que no se usa, usar bicicleta y demás acciones que seguro sabemos de memoria, pero en la realidad cuántas llevamos a la práctica.


Buena vibra

Fotografía de: Christopher Burkett, Blue Glaciar Ice, Alaska, 1993.