viernes, 5 de diciembre de 2008

Adiós Hombre cometa


En mi vida se han quedado pocos hombres, me refieron a que se han anclado en mi corazón, anoche miraba el cielo en un paraje coyoacanense y recorda el pasado, cierta musicalidad entraba en mi oídos y pensaba que ellos son como cometas.

Tienen un núcleo poco denso y la atmósfera luminosa que les precede, envuelve o les sigue depende de su posición respecto del astro mayor: el Sol, ja. Además, su órbita es muy excéntrica.

Es decir, muchos de los cometas que se aproximan al Sol siguen órbitas elípticas tan alargadas, pero tan tan alargadas que sólo regresan al cabo de miles de años. Y cuando alguna estrella femenina pasa cerca del Sistema Solar, las órbitas de los cometas de la Nube Oort (indicios del origen del los cometas) se ven pertubadas, por ejemplo algunos salen despedidos fuera del Sistema Solar y otros acortan sus órbitas.

Hay una múltiplicidad de hombres cometa en la urbe pavorosa yo he conocido a dos clases de la TAXONOMÍA ASTRAl :

i)hombre cometa cRINITOs: aquel cuya cola o cabellera está dividida en varios ramales divergentes y los
ii)hombre cometa Periódicos: cometas que pertenecen al sistema solar y cuyas apariciones o perihelios ocurren regularmente.

Tal vez, en un par de años se me pase este viaje ácido que me cargo y tal vez, si la dicha me sonríe, algún hombre no cometa llegue de nuevo a mi vida. Tal vez, un día por este cielo ya no transite ningún cometa, ningún cuerpo celeste, tal vez, quizá llegue un ser terrestre a lo femosamente terrícola humaniode.
¿Existirá?
¿o mejor sigo con mi soledad?, ahhhhhhh, en el fondo nO quierO estAr Sola. Claro, que estoy a favor de la efigie femenina radiante, fuertota, autosuficiente.
bIEn, supongo saben a que tipo de soledad me refiero, queridos lectores invisibles. Esperaré a que las nubes roten. Un poco de rotación y translación , de 80 veces nadie y aguardaré...
.
.
.
P.D. Gracias a Carry y Chris que emularon con sus voces la luna de Alaska en los Viveros, buen viaje mexicano a lo extranjero.
.
.
3 C-prints by: Jonathan Monk, The day before yesterday, yesterday and today, 2002.

2 comentarios:

Pachito Rex dijo...

No pude evitar pensar en algo así como...

¡Se va, se vaaa, se vaaaaa ahí vieneeeee! ¡cuaz!

niño alex dijo...

ojalá llegue el hombre no cometa. saludos