sábado, 13 de septiembre de 2008

De cuando las nubes se esfuman y los espejos no llaman almas



Como hoy que siento que el mundo me come, que no sé si dejar todo e irme a la nada a pasear a ver si me topo con algo que me inspire más que esta vida terrenal. Siempre me ha causado intriga la vida de los vagabundos, serán felices en su mundo de nadería (para nosotros), cómo pueden vivir con olores, sonidos, temperaturas, millones de elementos castigados y opuestos a nuestro canon social.

Tiempo que me asfixia con recuerdos. A veces el universo se conjura con la muerte y el destino. Encuentros para los que no estoy lista.

Me faltó mi receta de cocina, mi agenda organizada, mi abuela de la infancia, mis conejos de la suerte, pulpos que me otorgan soporte, jajajajjajajajaa.
¿Dime, dime?
¿Para qué se está listo en esta vida?
¿Se está?
¿Estoy?
jajajajajajjajaja me come la locura y odio la visitación.

Yo te invoco:Alondra, Alauda, Alouette, Vogel, Lark...
Dónde estás?
Dónde te gustaría estar?
Alouette, gentille Alouette
Alouette je te plumerai
Alouette, gentille Alouette

C-print by: Montri, Transit code, 2008.

1 comentario:

bubamara dijo...

a mi también me falta la abuela de la infancia ooosh






afortunadamente,
sólo afortunadamente,


tengo a mi alondra del presente
vogel, en alemán




te quierooo!!!!!!!!!!!!